sábado, 15 de agosto de 2009


Existen dos tipos de culturas empresariales ante la innovación
La cultura de una empresa influye la calidad de la innovación que produce
Existen dos tipos de culturas empresariales ante la innovación, la cultura "especificadora" y la cultura "prototipadora". En la primera, los nuevos productos y su desarrollo están dirigidos por especificaciones escritas. En la segunda por prototipos.
Las empresas grandes para coordinar grandes cantidades de información tienden a ser "especificadoras", mientras que las pequeñas y las emprendedoras tienden a ser "prototipadoras". Ambos enfoques tienen potenciales desventajas, una cuidada especificación puede probarse inútil cuando se crea su prototipo. Igualmente un prototipo perfecto, puede ser imposible de producir a gran escala por su coste.
El medio utilizado para desarrollar un prototipo influye el proceso de creación y determina las cuestiones que puede responder. Generalmente hacer más versiones de un prototipo, genera un mejor producto final.
Una empresa que quiera ser innovadora necesita mudarse a una cultura "prototipadora".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada